Liderazgo y Comunicación: Los aprendizajes que nos dejó la selección argentina de Alejandro Sabella

Publicado por       No hay comentarios:
 
Fuente: iProfesional


En esta columna especial para iProfesional, María Laura Leguizamón señala que el trabajo relizado por el equipo es un claro ejemplo de cómo un líder receptivo sin grandes estridencias y articulado con una comunicación interna eficaz, fueron factores clave para trabajar en pos de una meta común.


Por María Laura Leguizamón, Directora de Estudio de Comunicación

Más allá de no haber podido alzar la Copa y convertirse así en campeones del mundo -merecido premio que hubiera coronado un proceso exitoso-, el trabajo realizado por la Selección argentina y su entrenador constituye un claro ejemplo de cómo un liderazgo receptivo sin grandes estridencias, orientado al empoderamiento de roles dentro del equipo y articulado con una comunicación interna eficaz, fueron factores clave que fortalecieron las bases de confianza necesarias para trabajar "codo a codo" en pos de una meta común. 


A lo largo de los partidos, entrenamientos y declaraciones públicas de todo el plantel, pudo advertirse una gestión alejada de "órdenes y mandos" y más cercana a la horizontalidad; abierta al aporte, apoyada en la escucha y en la elaboración compartida; con marcado protagonismo del liderazgo de los distintos jugadores. 

Es frecuente que quienes escriben sobre temas de gestión empresarial utilicen como disparadores distintas situaciones vinculadas a las gestas deportivas. Esencialmente, porque ofrecen ejemplos claros y tangibles para evaluar cuestiones vinculadas al liderazgo y la comunicación, dos conceptos inseparables a la hora de gestionar y dinamizar equipos de personas dentro de las empresas. 

En este ámbito, es indiscutible que gran parte del éxito de un líder empresarial radica en cómo transmite los mensajes a su equipo y en cómo detecta y escucha lo que éste tiene para aportar. Entonces, su habilidad comunicacional, se convierte en uno de los mejores instrumentos para fomentar la productividad y alcanzar buenos resultados. 

Inspirados en el desempeño del equipo argentino durante todo el proceso, dentro y fuera de la cancha, e intentando transferir su actuación al mundo de la empresas, es oportuno recordar que la comunicación empresarial más eficaz, esa que construye identidad, logra cohesión de equipos de trabajo, genera orgullo de pertenencia, identificación con la organización, integra, motiva, retiene talentos, aumenta la eficacia y se orienta a resultados, requiere de un gran compromiso y disposición receptiva de parte de los directivos. 

Cada vez más se reconoce el valor estratégico de la comunicación interna para el éxito empresarial. Pero si no está adecuadamente priorizada y gestionada en la organización, corre el riesgo de ser relegada y pospuesta ante las infinitas urgencias que asedian a diario a quienes lideran las empresas. 

En ese sentido, y conscientes que los resultados no se consiguen mágicamente de la noche a la mañana, es fundamental que los directivos 
asignen los recursos necesarios para establecer un plan sólido, de largo plazo y con acciones sistemáticas; que responda a un diagnóstico actualizado de fortalezas y debilidades de la organización, designe responsabilidades y esté al servicio de las distintas áreas de la empresa. 

Bien gestionada, la comunicación interna disminuirá las tensiones del equipo, aumentará la confianza y generará un clima propicio para que todos los colaboradores -en conocimiento de los objetivos de negocio-, los compartan y trabajen "codo a codo" en pos de una meta en común.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 Empleo y Talento Todos los derechos reservados.